Menú

Menú

MyLaif

Buscador

MyLaif es el blog personal de @PabloAsekas

Descuentos consumistas

Groupon

Hace tiempo que se popularizaron las webs de ofertas, descuentos y chollos: servicios online que te ofrecen un producto con jugosos descuentos para alegrarte la compra y sablar menos a tu bolsillo. Pero con el paso del tiempo esta última acción ha desaparecido gracias al ambiente consumista de la sociedad y la ambición de dichas webs.

Hemos pasado del "Tengo que comprar esto, voy a mirar en Internet por si hay alguna oferta" al "Voy a mirar en Internet por si tengo que comprar algo". Si ya de por sí somos consumistas, imaginaos como nos volvemos cuando la compra se realiza con un solo click, sin salir de casa y con un descuento. No es extraño ver que una parte de la navegación diaria se destine a ver catálogos infinitos de productos a la venta con descuentos bien marcados. Y sinceramente, eso me toca mucho las narices.

Me toca las narices porque en un principio la idea era acerca de como ahorrar dinero cuando necesitábamos algo, ahora resulta que no ahorramos dinero porque, aunque tenga descuentos, compramos cosas que no necesitamos. Y lo peor de todo, es porque lo vemos con un precio menor al anunciado.

Groupalia

¿Esto que quiere decir? quiere decir que vemos la compra como algo positivo cuando en realidad no lo es ya que te has gastado dinero en algo que no necesitas. Además, la modernización de las webs incitan gravemente a ello.

Muchos me dirán que no, que esta no es la intención de las webs, pero se equivocan por los siguientes motivos:

  1. A menos que lo desactives, recibiremos un email periódico con ofertas de otras cosas que no hemos solicitado.
  2. Algunos sistemas te recompensan con su propia moneda virtual cuando efectúas una compra, dicha moneda virtual te proporcionará un descuento en tu siguiente compra.
  3. Por traer amigos (clientes potenciales) o compartir socialmente lo que pensamos comprar, también recibimos una recompensa a modo de descuento.
  4. Su sistema de ofertas personalizadas pone a nuestro alcance otras ofertas que nos podrían interesar, muy parecidas a la búsqueda que hemos realizado, aunque ya hayamos efectuado la compra.

Sin duda alguna, lo único que buscan este tipo de webs es que compres, que compres y mucho. Y encima juegan con una ventaja respecto a las tiendas normales y corrientes: el cliente acaba la compra alegremente porque esta ha sido realizada con un descuento.

¿Os estoy diciendo que estas webs son lo peor? No, son una buena herramienta si se usa como es debido, para comprar lo que necesitamos con una rebaja. Pero hay que tener cuidado, y más en estas fechas para que no se nos vaya de las manos. Ya somos mayorcitos, pero no me gustaría que al recibir los cobros os llevéis una decepción al ver todos los gastos.