Menú

Menú

MyLaif

Buscador

MyLaif es el blog personal de @PabloAsekas

Mi proyecto usando la Raspberry Pi

Raspberry Pi

Hace varios meses compré una Raspberry Pi por Amazon con la intención de montar un media center en mi salón de una forma rápida, cómoda y económica. Tras investigar sobre el tema, descubrí todo lo necesario para cumplir mis deseos.

Sistema operativo

Empecemos por lo básico: La Raspberry Pi es un ordenador de tamaño reducido que puede ejecutar sistemas operativos desde una tarjeta SD o un pen drive. Además, debido a su popularización, hay distintas versiones desarrolladas que permiten hacer un montón de cosas variadas. En mi caso lo que necesitaba era el sistema operativo llamado Raspbmc.

Raspbmc

Raspbmc hace que tu Raspberry Pi sea un centro multimedia, sin iniciar nada, sin tocar nada, simplemente eligiendo el vídeo y reproduciéndolo. Lo mismo con las imágenes o los audios. Además, permite conectar discos duros externos y reproducir su contenido, o conectar dispositivos externos mediante AirPlay.

Hay otras versiones que pueden emular un centro multimedia, pero para mi esta es la que mejor ha funcionado desde el principio y cumple con lo que quiero: enchufar la Raspberry Pi y poder poner una película rápidamente.

Si tenéis suerte, y vuestro mando o tele es compatible, podréis controlar el sistema con las flechas de navegación de dicho mando.

Almacenamiento externo

Raspberry Pi tarjeta

Para almacenar el sistema operativo me hice con una tarjeta de memoria SD de 8GB (basta con 4GB) de clase 10. Me decanté por la clase 10 por su velocidad de lectura y escritura ya que la Raspberry Pi tiene una memoria RAM muy limitada y todo lo que pueda favorecer a su velocidad es bienvenido, además el precio no se encarecía tanto.

Por comodidad, también compré un disco duro externo de 2TB de capacidad donde almacenaría los archivos que quería reproducir. En este caso, el disco es de 2,5" y se alimenta por USB (esto es muy importante por un problema que trato más abajo), el formato que le di es el de Mac OS Plus. Este formato es 100% compatible con mis Macs, me permite pasar archivos muy pesados sin problema y, además, Raspbmc soporta este formato como otro cualquiera.

Accesorios

Raspberry Pi con caja

Como accesorios de la placa, me hice con un ratón para manejar el sistema (ya que mi mando no es compatible), una antena WiFi por USB para actualizar el sistema de vez en cuando y probar alguna retransmisión en vivo, y un cable HDMI para conectarlo a la TV. También compré una caja de plástico para protegerla, pero no es algo necesario.

Problemas

Hasta hace 3 semanas y prácticamente desde que lo compré, mi inversión había sido un fracaso por un problema. Un problema muy simple y sencillo si se sabe la solución, pero desquiciante si no.

Mi problema se basaba en que la Raspberry Pi no leía el disco duro, y a veces cuando lo leía se paraba muchísimo la reproducción. Al principio pensé que era por el formato del disco duro (recordad que está en formato Mac OS Plus), luego pensé que era porque la película que intentaba reproducir era muy pesada y no podía moverla (15GB de película en FULL HD con subtítulos), y por último pensé que podría ser un fallo de Raspbmc (con lo que esperé alguna que otra actualización).

Adaptador para Raspberry Pi

La solución, a la cual llegué hace dos o tres semanas, es tan sencilla como usar un adaptador a corriente que genere un voltaje elevado (como el del iPad). El problema era que los adaptadores que usaba antes (el del iPhone y alguno de un Samsung), no podían dar la suficiente energía para alimentar la Raspberry Pi, el ratón y el disco duro, de modo que este último se quedaba sin funcionar o funcionaba muy mal. De hecho lo que me hizo descubrir el problema fue ver que el disco intentaba arrancar siempre, pero no podía, ahí fue cuando observé que no le llegaba suficiente energía.

Y como he dicho, basta con cambiar el adaptador de corriente por uno que genere más voltaje.

Tras la tormenta

Raspberry Pi encendida

Me costó mucho tiempo averiguar el problema (aunque lo tuve aparcado unos meses), pero una vez resuelto todo va perfecto. He podido reproducir películas muy gordas, sin que se pare, con subtítulos, reproducir contenido en streaming y todo según lo tenía configurado. De hecho, hasta esta pequeña solución, el artículo que tenía previsto escribir era sobre el fracaso de mi compra. Y como último intento antes de lanzarme a las teclas, decidí ver qué pasaba porque sabía de otros usuarios que lo estaban haciendo sin problemas.

De modo que ya sabéis, si tenéis problemas a la hora de conectar un disco duro externo, o cualquier componente que tenga que sacar su alimentación del puerto USB, probad a cambiar el adaptador a la corriente porque la posibilidad de que no haya energía para abastecer a todos los periféricos existe.

Aquí tenéis el sencillo pero eficaz uso que le doy a esta placa, un económico media center donde disfrutar de todo el contenido que quieras. Gracias a ello, prescindir de la TV tradicional con sus inacabables minutos de publicidad es mucho más fácil que antes.