Menú

Menú

MyLaif

Buscador

MyLaif es el blog personal de @PabloAsekas

Al final me he comprado un Fidget Cube, esta especie de cubo antiestrés que tuvo muchísimo éxito en Kickstarter.

Al principio opté por comprar el original a pesar de ser caro y pagar casi lo mismo por envío que por el producto. Pero tras 4 semanas de espera, decidí cancelar el pedido por los siguientes motivos:

  1. La empresa llevaba 4 semanas diciendo fechas de envío para los que hemos reservado el cubo. En esas 4 semanas siempre iban dando fechas más lejanas y nada concretas. Al principio: en dos semanas. Al final: en dos semanas también
  2. A parte de los retrasos constantes en las fechas, la empresa mantenía una política de silencio absoluto. No detallan nada y tardan bastante tiempo en contestar
  3. El dinero se cobró el primer día

Lo siento mucho pero si coges mi dinero y no me das ningún tipo de explicación, no me mereces como cliente. Entiendo, y más con las cifras oficiales sobre la mesa, que las peticiones han superado las expectativas y por eso hay retrasos en las nuevas ventas. Es más, acepto que se me cobre el dinero por adelantado aunque el envío se realice en dos semanas o dos meses.

Lo único que pedía era sinceridad y transparencia, y no la obtuve.

Por eso me compré una versión falsa del mismo producto en Amazon, enviado en dos días y a menos de la mitad de precio. No me gusta mucho recurrir a ello, pero ante una situación así no veía otra alternativa.

Por cierto, da igual el precio que tengan o lo oficiales que parezcan, la única forma de conseguir un Fidget Cube oficial es a través de su página web, así que tampoco os paséis con los precios, sabed en todo momento que lo que compráis es una copia.

Hay que ver lo mucho que cambia un simple trozo de papel.

Por orden: Sin flash, con flash, con papel.

La cámara tiene los mismos ajustes en las 3 fotos y no las he retocado luego de ninguna forma que altere su color, iluminación o composición general.

El resultado me ha gustado tanto que lo empezaré a usar en el futuro más a menudo cuando las condiciones de luz no sean favorables.

Callejón Diagón – Este es el escenario del Callejón Diagón de los estudios Harry Potter. Por supuesto, en la película hay más cosas que unas pocas tiendas, pero es el escenario usado en las últimas películas.

Gringotts, Ollivanders, Madam Malkins, Flourish y Blotts, Sortilegios Weasley, etc.

Se pueden ver desde fuera, a modo de escaparate, siendo una de las pocas partes que quedan del recorrido.