Menú

Menú

MyLaif

Buscador

MyLaif es el blog personal de @PabloAsekas

Llevo un tiempo usando mi iPad Pro con un teclado externo, lo que me hace pensar en querer comprar un Smart Keyboard, y más ahora que están en español.

La cosa es que desde que compré el iPad he sentido que estaba un poco a medias y creo que eso es porque no tengo un teclado físico que pueda llevar fácilmente. Con el iPad 3 lo pensé también, pero entre que iba lento y que no podía trabajar como lo hago con el iPad Pro, no me decidí.

El Smart Keyboard es la mejor solución que veo para el iPad Pro, así que ya veremos a ver qué acaba ocurriendo.

Que Apple haga una sección así en la App Store es señal de que no les gusta que haya tantas aplicaciones que usen el método freemium.

A mí personalmente tampoco me gusta una mierda este método: me gusta pagar y disfrutar por el juego (o la aplicación) y olvidarte. Sin limitaciones, sin esperas, pagas una vez y listo, por muy alto que sea el precio, luego tú ya decides si pagarlo o no.

He descubierto que escribir en el iPad es muy gratificante, pulsar cada tecla a través de un cristal hace que pueda escribir más rápido y tengo mucha sensación de ligereza. Además, con iA Writer editar los textos es genial ya que incluyen sus propias herramientas en el teclado para manejarnos cómodamente. Además, puedo sincronizar todos los textos creados con mis Macs para luego publicarlos en caso de que no quiera hacerlo desde el iPad.

Cuando le di un giro de uso al iPad no me imaginé que sería tan gratificante como el de la escritura. Pero ya veo que si, y eso me agrada.

Rediseñando el uso de mi iPad

Mi homescreen en el iPad

Tengo un iPad desde hace casi 3 años, me lo autorregalé por mi cumpleaños ya que el de mi padre me llamó mucho la atención. Desde entonces, lo he estado usando intermitentemente hasta que me cansé de esos largos periodos de inactividad y decidí reimaginar el uso que quería darle.

Dos o tres meses han pasado desde la última vez que lo usé a fondo, por eso ha estado en mi habitación muerto de risa y sinceramente, es un producto que me gustaría volver a usar porque para adornar… ya están los cuadros. No lo usaba porque había una serie de motivos por los que pensaba que no podría sacarle mucho más partido:

Leer más